RUTA CON ENCANTO: Via Verde Agost – Maigmo. “Ruta del tren fantasma”.

RUTA CON ENCANTO: Via Verde Agost – Maigmo. “Ruta del tren fantasma”.

Cerrado formulario de inscripción. Si decides ir, podrás inscribirte el mismo día de la ruta.

Esta ruta cicloturista discurre por la antigua vía del tren Agost-Alcoy, que nunca llegó a ser operativa, reconvertida hoy en Vía Verde. Tiene una longitud de 22 Km, con un desnivel de 400 m y un firme perfectamente acondicionado y señalizado para la circulación de bicicletas y peatones. Cuenta con 6 túneles no iluminados, dos viaductos, dos puentes, tres zonas de descanso con bancos y mesas, aparcamiento en el Kilómetro 22 y cartelería informativa e interpretativa a lo largo del recorrido, que le dan mayor encanto.

El gran atractivo de la ruta, junto a la sencillez de su trazado, son sus paisajes cambiantes. Se inicia en los casi desérticos saladares de Agost, con sus colores blancos por la sal y ocres y rojizos por las arcillas que se extraen para la industria alfarera del municipio. Allí las sosas y “salats” luchan por sobrevivir junto a lagartos, alondras, culebras, etc. Todas ellas están perfectamente adaptadas a esta aridez. Almendros en flor, olivos, higueras, palmeras, cítricos, algarrobos, granados etc nos acompañarán en el camino.

La ruta va ascendiendo progresivamente, salvando túneles y ramblas, de gran belleza, hasta adentrarse en las laderas de la sierra del Maigmó, donde aparecen los bosques de pino carrasco, con coscoja, lentisco, espino negro y otras especies, en las que habitan perdices, zorros, chovas piquirrojas, pitos reales o águilas reales, que buscan algún conejo con el que alimentarse. La Vía finaliza junto a la autovía Alicante-Alcoy, a los pies del Maigmó.

La ciudad de Alcoi tiene una larga tradición industrial. Su localización interior, en tierra muy quebrada, era un fuerte inconveniente para dar salida a sus productos. Para resolver este problema se tendieron ferrocarriles de vía estrecha para comunicarla con el puerto de Gandía y con el ferrocarril de vía ancha en la lejana localidad de Villena.

Pero las aspiraciones alcoyanas apuntaban a un ferrocarril de vía ancha, de mayor capacidad, que la conectara con el puerto de Alicante, más importante que el modesto Grao de Gandía. Así, al amparo del Plan Guadalhorce de Ferrocarriles, en plena dictadura del general Primo de Rivera, se iniciaron unas vertiginosas obras que consiguieron crear 66 km de infraestructura ferroviaria, utilizando todos los recursos de la ingeniería de aquellos tiempos.

La guerra civil, la posguerra y sus miserias impidieron que se tendieran las vías y que se abriera al servicio el ferrocarril, quedando definitivamente olvidado entre estas sierras alicantinas.

Tendremos la posibilidad de visitar el cercano Pantano de Tibi, si hay tiempo y ganas 😉

PANTANO DE TIBI, el más antiguo de Europa

El pantano más antiguo de Europa en funcionamiento, construido a finales del siglo XVI, sus obras comenzaron en 1580 dirigidas por Juan Bautista Antonelli y su sobrino Cristóbal de Roda Antonelli por mandato del rey Felipe II en el cauce del río Monnegre. Muy poco conocido pese a estar sólo situado a 18 kilómetros al noroeste de la ciudad de Alicante, esta joya de ingeniería civil ha sido, con 46 metros, la más alta del mundo durante casi 300 años. 

Se construyó con el fin de almacenar las aguas de un río muy curioso, que nace en la Sierra de Onil. En su curso alto, este río recibe el nombre de río Verd; a partir del pantano es cuando se llama propiamente río Monnegre, ya que el cauce atraviesa un manto de calizas triásicas negras, presentando las aguas esa coloración como reflejo del lecho por el que discurre; y al llegar a la Huerta de Alicante y hasta su desembocadura en Campello, recibe el nombre de río Seco debido a su falta de agua, provocado por el aprovechamiento íntegro para los cultivos. Pero, hagamos un poco de historia. En el año 1580, los 336 hectolitros de hora y media de duración en que había sido dividido el caudal del Río Monnegre llegaron a ser insuficientes para la agricultura alicantina. Para remediar esta situación, la ciudad construyó a sus expensas un embalse entre los años 1580 y 1594. Fue levantado en el término municipal de Tibi, entre los cerros del Mos del Bou y la Cresta. Las obras siguieron el diseño elaborado por los arquitectos Jorge Fratin, Juan Bautista y Cristóbal Antonelli; en forma de pirámide invertida, con una mampostería interior de cal y canto, y un revestimiento exterior de sillares de piedra tallada. Con una altura media de unos 42 metros. La anchura del dique es de 9 metros en la base y 59 metros en la coronación y su espesor es de 33 metros en la base y 20 metros en la parte superior.

SALIDA: : Aparcamiento Vía Verde Agost.

INSCRIPCIÓN: : Mediante formulario situado debajo de la foto.

DISTANCIA: : 40 Kms.

DURACIÓN: 3 horas y media aproximadamente.

DIFICULTAD FÍSICA: Media - baja

DIFICULTAD TÉCNICA: Baja

ITINERARIO:

Agost-Maigmó (posibilidad de visitar el cercano embalse de Tibi)-Agost

ADVERTENCIA:

Luces para los túneles que no están iluminados

Se recomienda llevar un KIT básico de herramientas (llaves de ajuste, cámara de repuesto y/o parche para pinchazos, bomba inflado).

Esta ruta se convoca como una salida de amigos. Todos los asistentes son responsables de su propia seguridad y de cumplir las normas de tráfico establecidas. Os recordamos que el Reglamento de Circulación obliga al uso del casco en vías interurbanas y a menores de 16 años en cualquier tipo de vía. El itinerario puede variar por incidencias en el trazado o en la reserva de espacios de última hora. En el transcurso de la ruta haremos paradas para reagruparnos, reponer fuerzas, hacer fotos, etc.

Participar en la ruta supone aceptar las normas y exime a los organizadores de toda responsabilidad. MUCHAS GRACIAS. OS ESPERAMOS EN LA SALIDA