Inicio Histórico actividades (2007-13) Primer Semestre 2011 Rutas en familia: Dando la vuelta al Mar Menor - 4/5 de junio 2011

tandem-recortado

NOS HEMOS TRASLADADO A UNA NUEVA WEB.

Puedes encontrarnos pinchando aquí.

Rutas en familia: Dando la vuelta al Mar Menor - 4/5 de junio 2011
Actividades - Primer Semestre 2011
Martes, 24 de Julio de 2012 18:25

RUTAS EN FAMILIA:

 

 “DANDO LA VUELTA AL MAR MENOR”.

 

 

 

Coincidiendo con el Día del Medio Ambiente invitamos a socios y amigos a realizar esta vuelta lúdica, de disfrute de los sentidos y reivindicativa uniéndonos a otras asociaciones que este año quieren centrar la atención en el deterioro de este lago salado único en el mundo, con un ecosistema de una gran fragilidad. Nos guiará Alejandro Romero Anglés, que ha realizado durante 25 años esta ruta con su bicicleta y gran conocedor de su flora y fauna.

 

 

 

FECHAS:  4 y 5 de junio de 2011.

 

LONGITUD: 75 kms.

 

NIVEL: Media-baja, discurre por una zona llana, sin desniveles. La dificultad viene sobre todo por la longitud y duración, 37,5 kms diarios aproximadamente. accesible a adultos y niños/as mayores de 12 años o menores con experiencia previa en rutas. no se necesita gran preparación física, no es necesario nivel técnico.

 

DIFICULTADES TÉCNICAS: Media-baja, caminos de tierra sin asfaltar, paseos marítimos y carreteras asfaltadas.

 

ALOJAMIENTO: Albergue y centro de Turismo Activo Arbolar. Régimen: Alojamiento y media pensión (Cena y Desayuno).

 

El albergue dispone de sábanas y las habitaciones son de 4 plazas. Es necesario llevar toallas.

 

 

 

COSTE: 1 noche (sábado)­ y traslado en barco: 28 euros.

 

 2 noches (viernes y sábado) y traslado en barco: 50 euros.

 

 

 

RESERVAS: SOCIOS: Del 16 al 20 DE MAYO por orden de ingreso.

 

 AMIGOS: Del 21 al 24 DE MAYO, por orden de ingreso.

 

Habrá lista de espera ante las posibles bajas que puedan ocurrir.

 

 

 

 

 

Nº DE CUENTA: 3058 0250 83 2720007560

 

 

 

Nº DE PLAZAS: 40.

 

 

 

RECOMENDACIONES: Llevar bebidas y protección solar adecuada (crema solar y sombrero o gorra). Ropa de baño. Comida para picar a lo largo de la ruta. En zonas interurbanas es obligatorio el uso de casco.

 

 

 

DESCRIPCIÓN:

 

 

 

MIÉRCOLES: 1 DE JUNIO.

 

Exposición de diapositivas en el local de nuestra asociación en Vistabella sobre características, flora y fauna del Mar Menor, a cargo de Alejandro, que nos acompañará estos dos días.

 

 

 

SÁBADO 4 DE JUNIO:

 

Iniciamos la ruta con nuestras bicis a las 11:00 horas desde La Ribera (C/ Explanada de Barnuevo, s/n , junto a la Escuela de  Piragüismo y la Academia Militar del Aire) desde aquí nos trasladaremos en barco con nuestras bicis hasta el puerto Tomás Maestre. Se iniciará el pedaleo  en dirección a Los Urrutias. Podremos bañarnos antes de comer, por ejemplo en la Cala de los Pinos y comida a la salida de La Manga. La comida corre por cuenta de cada ciclista, se parará cerca en una zona con bares  o restaurantes para el que lo desee.

 

Llegada a Los Urrutias por la tarde. Cena.

 

Actividades nocturnas: Charla y debate sobre la situación de Mar Menor y factores que influyen en su deterioro, organizada por  MURCIA NO SE VENDE (coordinadora de asociaciones de la que formamos parte)” y la Asociación de Vecinos de Los Urrutias en los locales de dicha asociación.

 

Fiesta en la playa, conciertos o  actuaciones más o menos improvisadas de cantautores y música.

 

 

 

DOMINGO 5 DE JUNIO:

 

10,30 horas: Lectura del manifiesto “En defensa del Mar Menor” de MURCIA NO SE VENDE, desde donde iniciaremos la ruta para completar la vuelta a nuestro delicado y querido Mar Menor. Llegaremos hasta la playa de La Llana por Las Punticas, podremos bañarnos y comer al mediodía en una zona de bares y restaurantes para quien no lleve comida.

 

Vuelta a La Ribera desde donde regresaremos a casa.

 

 

 

OTRAS OBSERVACIONES:

 

Recomendamos la lectura de los documentos que adjuntamos sobre nuestro guía, Alejandro Anglés, y sobre el Mar Menor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 VUELTA AL MAR MENOR EN BICICLETA

 

Hace 25 años inicié mi primera vuelta al Mar Menor en bicicleta, era el año 1985, y desde entonces no he dejado de tomarle el pulso al Mar Menor, todos los años, con mi circuito ciclístico.

Por aquellos tiempos, para mis alumnos de Torre Pacheco, el Mar Menor (MM en adelante) era solo un lugar de baño y diversión, desconociendo casi por completo su problemática ambiental y sus múltiples valores como espacio natural. Así que se me ocurrió la idea de darle la vuelta al MM en bicicleta fotografiándome y fotografiando cuantas bellezas posee este espacio natural único en el mundo, de esta forma, viendo a su maestro en bici recorriendo toda el entorno de la laguna, conseguí que se interesaran por cuanto hacía referencia al MM.

Como resultó que el recorrido es un auténtico placer para el espíritu y los sentidos continué todos los años haciendo la misma ruta llegando a confeccionar un diaporama denominado VIDA EN TORNO AL MAR MENOR que se ha proyectado durante estos 25 años en multitud de centros y muy especialmente en el Aula de la Naturaleza del Mar Menor de Los Urrutias, durante la década de los 90 aproximadamente.

Por los años ochenta, dar la vuelta al MM en bicicleta todos los años con fines didácticos se consideró noticiable, motivo por el cual fueron publicadas mis impresiones sobre el entorno, en varias ocasiones, en este emblemático diario de nuestra región. Hoy en día es una costumbre bastante más extendida y algunos grupos lo hacen andando, en piragua, en bicicleta, etc.

Mi recorrido discurre lo más próximo a la orilla del mar, alejado siempre que puedo del asfalto, sin prisas, tomando fotos y disfrutando de sus aguas, por lo que no se trata de ninguna prueba ciclística a nivel personal. Suelo dormir en el barco que me ayuda a cruzar la zona de la encañizada al norte de La Manga, momento que aprovecho para visitar también las islas del MM.

Hace pocos días que acabo de hacer mi recorrido de este año y puedo asegurar que, hoy en día, es algo más cómodo dar la vuelta al MM que hace 25 años, contribuye a ello la apertura de algunos carriles bici, como el que discurre desde el aeropuerto de San Javier y La Ribera, o las pasarelas de madera sobre la zona encharcada de la playa de La Hita; aunque estos detalles no restan para nada esfuerzo e interés.

Para mí es el mes de septiembre la época ideal para este tipo de recorrido, pero procurando adelantarse a las lluvias de otoño, ya que, de lo contrario, los caminos se embarran por mucho tiempo.

Es evidente el acoso urbanístico exagerado que se cierne sobre los pocos espacios naturales del litoral del MM. En estos 25 años he visto perderse algunos espacios costeros como el que mediaba entre Los Narejos y la playa de La Hita, Puerto Mayor cuyas obras están paralizadas por orden judicial, el progresivo deterioro de la salinas de Marchamalo, el acoso urbanístico creciente en las salinas de San Pedro. Otros han permanecido inalterables como La Marina del Carmolí, si bien este último ha pasado de ser una estepa salina, a ecosistema húmedo debido a las aguas de escorrentías del trasvase que llegan por las ramblas del Miedo y de Miranda.

Y qué decir de los intentos de urbanizar el entorno de Lo Poyo, suspendidos por las denuncias interpuestas y ganadas, ante el Tribunal Superior de Justicia, por un conocidísimo grupo naturalista pionero en nuestra región. Detalle publicado en su día, en primera página de este diario.

Sobre los muchos metros de playas ganados al mar en estos 25 años y sus consecuencias en la fauna y flora submarina, es algo que dejo para los científicos, cuyas opiniones también han sido publicadas.

La proliferación de barcos ha ido en aumento, sin embargo hay que reconocer que, hace 25 años, la presencia de escombros y desechos en los espacios naturales era bastante mayor que ahora, así como la de chiringuitos ilegales.

El recorrido puede completarse con la contemplación de: las aves desde los observatorios de Las salinas de San Pedro del Pinatar: flamencos, cigüeñuelas, avocetas, tarro blanco, etc; fotografiando la flora de las dunas como: azucenas y cuernecillos de mar; o subiendo a los cabezos de San Ginés o El Carmolí, que nos darán muy buenas perspectivas de la zona; así como la visita obligada al faro de Cabo de Palos.

El 70% del litoral del MM está urbanizado, pero en el resto y en sus islas, las aves siguen anidando, aún se oye al atardecer el canto del alcaraván, todavía vuela el águila pescadora, aún nos visitan los flamencos rosados, y por las noches puede oírse el reclamo de los mochuelos en los campos limítrofes.

¿Sabremos respetar lo que nos queda?

Alejandro Romero Angles


Maestro y naturalista. En Murcia a 20 de septiembre de 2.010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share
 
Pertenecemos a: CONBICI     

 Entidad adherida a:

COMPROMISO CARRASCOY

 

Colaboramos con: 

Nueva imagen

 

(Si ves alguna incorrección o un enlace roto, gracias por hacernoslo saber a info@murciaenbici.org)

 

Licencia de Creative Commons